DESCARGAR  1,75 €

Fisiognomia.PRO.es

    Fisiognomia.PRO.es icon

    Fisiognomia.PRO.es

    por: 0 0

    DESCARGAR  1,75 €

    Capturas de pantalla

    Descripción

    La Fisiognomía es una disciplina o un arte, que intenta descubrir el carácter y los rasgos psicológicos de las personas a partir de sus detalles faciales y su estructura craneal.

    La Fisiognomía tiene más de 3.000 años de antigüedad —los chinos la llamaban Miang Xiang o el arte de leer los rostros—, pero ha sido observada y practicada por numerosos científicos, hasta el punto de convertirse en una pseudociencia llamada PSICOMORFOLOGÍA que el psiquiatra francés Louis Corman (1901-1995) ya describió en 1937 y que hoy está retomando una cierto impulso para sus aplicaciones prácticas en el mundo de los negocios, la selección de personal o la criminología.

    De siempre se ha dicho que el rostro es el espejo del alma. Nada más cierto, dado que hay muchos factores en la vida del ser humano que acaban dejando una huella imborrable en su rostro (un individuo risueño acabará mostrando arrugas permanentes a ambos lados de la boca), incluidos los factores psicológicos (un estado prolongado de preocupación puede dejar huellas permanentes en la frente) o los genéticos (como el carácter explosivo, casi volcánico, que denotan unas cejas juntas y pobladas).

    CÓMO FUNCIONA

    La Fisiognomía se fundamenta en la conexión existente entre cada una de las tres zonas principales del rostro y diferentes partes muy concretas del cuerpo:

    1) La zona MENTAL o intelectual (frente y cejas), mostrará las capacidades intelectuales del ser humano al formar parte del habitáculo que contiene el cerebro

    2) La zona AFECTIVA o emotiva (nariz, ojos, oídos), será el reflejo de la vida emotiva, porque la nariz, a través de la vía respiratoria, tiene conexión directa con el pecho, con el corazón, que desde siempre se ha considerado el depositario de los sentimientos de la persona

    3) La zona sensitiva o material (labios, boca, mentón), gracias a su conexión desde la boca con el estómago y el vientre, será la indicadora de la vida instintiva y material.

    En consecuencia, la zona del rostro que destaque en altura sobre las otras dos nos informará del predominio Mental, Afectivo o Sensitivo del carácter de la persona analizada. Ahora bien, aunque una zona sea predominante, también deben tomarse en consideración los elementos contenidos en las demás zonas.
    Asimismo, en un rostro pueden destacar simultáneamente dos zonas con la misma altura y, en el caso no demasiado frecuente de que las tres zonas sean equiparables o incluso iguales, se tratará de personas especialmente equilibradas psíquicamente.

    Dos consejos importantes: toma en consideración y valora un detalle de un rostro sólo cuando éste despunte de una manera clara, y evita extraer conclusiones sin que, al menos, dos indicadores apunten en la misma dirección.

    Por cierto, una buena foto permite valorar con exactitud la altura de las zonas y las medidas de los demás detalles —como la distancia entre los ojos— para poder precisar todavía más el análisis.